Español
Todos

Net Zero Carbon

Volver
Inicio Empresa Net Zero Carbon

 

El Grupo Saint-Gobain tiene una larga trayectoria de compromiso en cuestiones ambientales, especialmente en la lucha contra el cambio climático, siendo un socio oficial del Acuerdo de París (Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra el Cambio Climático), uniéndose a un pequeño y selecto grupo de empresas alrededor del mundo que ven en la economía verde una oportunidad para el desarrollo y la construcción de un mundo más sustentable desde el punto de vista social, económico y ambiental. En este escenario, PAM, en línea con las estrategias del Grupo Saint-Gobain y con las buenas prácticas internacionales, obtuvo la certificación ABNT de Huella de Carbono para sus productos, de acuerdo con la norma ISO 14.067.

Sobre la certificación

Esta certificación evalúa la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos durante un análisis del ciclo de vida de nuestros productos, desde la extracción de las materias primas hasta la fabricación del producto final, permitiendo un seguimiento más detallado de cuáles son los procesos/actividades que más contribuyen a la huella total, permitiéndonos vislumbrar nuevas oportunidades de mejora en el desarrollo de actividades y procesos más limpios y de baja emisión de carbono, aliada a la reducción de los costos de producción y a la minimización de los riesgos atribuidos a la disponibilidad de las materias primas (como la escasez de disponibilidad en la naturaleza o la volatilidad del costo de estos recursos en el mercado), permitiendo una mejor y más robusta gestión de nuestros impactos ambientales y el aumento de la eficiencia operativa.

Contabilización de la Huella de Carbono

La contabilización de la huella de carbono consiste, básicamente, en el cruce de los datos de consumo y kilometraje de los medios de transporte utilizados con los factores de emisión reconocidos como los más representativos de la actividad que se evalúa, puesto que ya han pasado, en algpun momento, por un estudio previo para cuantificar, por ejemplo, la tonelada de CO2 emitida/tonelada de producto consumido o la tonelada de CO2 emitida/Kwh de energía consumida.

En un contexto de competición, Brasil ya tiene una ventaja competitiva natural en la comparación internacional, porque nuestra matriz energética es una de las más renovables del mundo, totalizando el 46,2% de nuestra matriz energética contra sólo el 14% de la media mundial. Cuando hablamos de matriz eléctrica, insumo esencial para el parque industrial nacional, la participación de la energía eléctrica proveniente de fuentes renovables representa el 83% (especialmente de la Hidroeléctrica [64%], Eólica [8,6%] y Biomasa [8,4%]) contra el 25% de la media mundial (Fuente: Agencia Internacional de la Energía - AIE, 2020).